CANALES

Los canales por años han sido revestidos de concreto. Debido al cambio climático y a las reglamentaciones sobre la conservación del agua, se han diseñado nuevas formas de revestimiento de canales que incorporan el uso de mantas de control de erosión u otros sistemas que, a la vez que transportan el agua permiten detener parte del flujo rápido y mantener parte del sedimento que trae la escorrentía.  De aquí la aplicación de canales biológicos.

Por otro lado, los canales para riego requieren que el revestimiento se mantenga a través del tiempo con un mínimo de desperdicio del preciado líquido. En este caso, muchos canales son revestidos con membranas y protegidos con concreto para tener una vida útil de hasta 60 años.

BMP’s – Mejores Prácticas

Los bioswales o canales biológicos son elementos paisajistas diseñados para eliminar sedimentos y contaminantes del agua de escorrentía.   Se componen de una depresión o canal de drenaje con lados inclinados suavemente (menos de seis por ciento) y revestidos con vegetación (mantos), compost y / o riprap.   La parte central de la trayectoria del flujo del agua, junto con la zanja de bastante ancho y poca profundidad, está diseñada para maximizar el tiempo que pasa el agua en el canal, que ayuda a la captura de contaminantes y sedimentos. Dependiendo de la geometría del terreno disponible, un Canal de Filtración Biológica puede tener una alineación sinuosa o casi recta. Los factores biológicos también contribuyen a la descomposición de ciertos contaminantes.

Una aplicación común es alrededor de los estacionamientos, donde sustancias automotrices contaminantes son recogidas por el pavimento y luego empujadas por la lluvia. El Canal de Filtración Biológica, u otro tipo de biofiltro rodea la zona de estacionamiento y permite tratar la escorrentía antes de liberarla al río o al alcantarillado.

¿Te interesa?